fbpx

Juan Carlos Fernández: «no eran rojos ni azules, eran todos pobres»

Recordar el legado no nos salva, más allá del recuerdo las divisiones entre chavistas y opositores resultan hoy obsoletas.  

El candidato Juan Carlos Fernández comenta en su programa Apunto, hechos anecdóticos que lo hacen observar a profundidad la realidad de muchos marabinos e incluso de varios venezolanos, circunstancias de las que ni dirigentes del PSUV escapan.

En una reunión en el Barrio Felipe Hernández, converso con vecinos y líderes de la comunidad en relación a sus necesidades y padecimientos producto de la deficiencia o ausencia de los servicios públicos, poder vivir dignamente para ellos se ha vuelto un reto diario, que pone a prueba el temple del zuliano, sin mencionar el hecho de convivir con la nostalgia de tener a sus seres queridos fuera del país producto de la situación económica.

En la reunión hicieron acto de presencia señoras del Consejo Comunal, pese a lo que se pensaba ellas manifestaron su triste realidad de vivir sin esperanza y amando un legado que no ha satisfecho sus demandas, de agua potable, alumbrado, transporte, gas y para usted de contar (…) “El legado se volvió de una cúpula que se enriqueció a costillas de la esperanza de quienes deseaban mejor su calidad de vida…” así lo explica Fernández Montoya.

Ante el panorama de nuevas noticias de negociaciones políticas, es importante recordar que abandonar la ruta electoral es un error que la oposición no puede darse el lujo de volver a cometer; pues… “esta realidad se volvió la ley del embudo, ancho para la pobreza y angosto para los beneficiarios que se mueven en camionetas de 35 mil dólares, para los que vivían en Cassiana Lossada y se mudaron para el Milagro, por eso, ¡el esfuerzo de rescatar la sociedad debe ser de todos, tiene que ser de todos! (…) en la reunión no eran rojos ni azules, eras todos pobres… gente que necesita que el país vuelva a tener posibilidades para ellos tener esperanza” Juan Carlos Fernández propone escuchar al ciudadano, al que siente y sufre los estragos de lo que vivimos, la recuperación de los servicios públicos y derechos vecinales para rescatar el bienestar de los marabinos que ¡merecen paz, esperanza y progreso!

Redacción: Anais Vivas

2 Comentarios

  1. Dios lo bendiga creo en Juan Carlo no soy de Maracaibo soy de la costa oriental del lago pero creo en el quiero ver a mi Maracaibo resplandiendo como el Rayo del Catatumbo linda con todos sus servicio funcionando Dios le a encomendado una misión y no debe de caer palante mi amigo que Dios te habra esos camino por el bienestar de todos los Zuliano

    1. Gracias amiga por su dedicado mensaje.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: